Nuevo libro de seguridad del peligro oculto en alcantarillas

Una explosión mortal en una planta de aguas residuales en Florida fue el punto de partida de un viaje de seis años de dos empleadas de Xylem para mejorar la seguridad de los trabajadores de aguas residuales. Su nuevo libro combina ciencia e informes sobre algunos de los accidentes más importantes de los últimos años.

Impeller conversó hace poco con Amy Forsgren, redactora técnica de Xylem, quien escribió el nuevo libro Airborne Occupational Hazards in Sewer Systems (Riesgos laborales transportados por el aire en los sistemas de alcantarillado) junto a Kristina Brinck, diseñadora de información de Xylem.

¿Por qué quiso escribir este libro?

La idea surgió en 2010, cuando leí acerca de un accidente terrible en Florida en una planta de tratamiento de aguas residuales. Fue un accidente absolutamente innecesario, en el que dos personas murieron de una forma realmente horrible. La planta había ignorado algunos procedimientos de seguridad elementales. Enviaron a un equipo a soldar en el techo de un tanque lleno de metanol sin tomar las precauciones correspondientes, y el trabajo en caliente hizo que se formase una enorme bola de fuego.

Estaba tan molesta – no me sorprendería si hubiese salido vapor de mis oídos. En ese momento acudí a Markus Holmberg, el gerente de seguridad de Xylem, y le conté sobre el accidente y cuánto me había afectado. “¿Qué vas a hacer al respecto?”, me dijo. Así fue como Kristina y yo decidimos escribir un libro sobre seguridad.

¿En qué querían que se enfocase el libro?

Esto evolucionó durante los seis años que nos tomó escribirlo. En lugar de considerar el tratamiento de aguas residuales en general, decidimos enfocarnos en los riesgos transportados por el aire. En el caso de las plantas de tratamiento, los riesgos más comunes son los riesgos estándar que todas las industrias experimentan, como peligros de caídas, electrocución, ser aplastado por partes móviles. Ya hay muchos libros que tratan sobre estos riesgos, no necesariamente para plantas de tratamiento sino para las industrias en general.

Sin embargo, las alcantarillas tienen una atmósfera especial, debido a que el agua que se encuentra dentro de estas puede contener metano, que es explosivo, y sulfuro de hidrógeno, que es extremadamente tóxico si se respira. Estos dos gases se crean al descomponerse el agua. Descubrimos que en muchos libros de seguridad cuando se analiza estos gases se dice que “No son verdaderamente peligrosos a menos que se tenga que trabajar en una alcantarilla”. Buscamos y no hay libros acerca de las circunstancias especiales que rodean a las alcantarillas.

SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN

¿Quiénes espera que lean su libro?

Ingenieros de sistemas municipales de agua y de aguas residuales, cualquiera que vaya a enviar a alguien a trabajar en una alcantarilla. Nos gustaría que sepan sobre los peligros que implica enviar a una persona a trabajar allí. Ese es nuestro principal objetivo. Sin embargo, el capítulo sobre el sulfuro de hidrógeno también resultará interesante para cualquiera que esté realizando una investigación sobre la seguridad ocupacional y el sulfuro de hidrógeno, especialmente por el análisis estadístico que hacemos. Creo que somos las primeras en el mundo en resumir esta información sobre el sulfuro de hidrógeno.

¿Qué han aprendido sobre el sulfuro de hidrógeno?

Lo que hicimos en nuestro libro es resumir todas las conclusiones a las que llegamos acerca de los biomarcadores y de las muertes producidas a causa del sulfuro de hidrógeno en Japón y en Estados Unidos, algo que no se había hecho antes. En Japón, ocho años atrás, era popular suicidarse con sulfuro de hidrógeno. Más de 100 personas se suicidaron de esta manera, casi en su totalidad varones jóvenes.

Sin embargo, también se produjeron algunas muertes accidentales. En un caso una persona fue al baño para suicidarse, y su padre sacudió la puerta cerrada con llave del baño, lo que fue suficiente para que el gas escapase por allí. El gas es tan mortal que el padre también murió.

Lo que descubrimos fue que mucha gente ha muerto a causa del sulfuro de hidrógeno, y debido a que mata tan rápido no aparece en absoluto en la orina y con frecuencia tampoco en la sangre. Ahora podemos afirmar que contamos con datos que demuestran que usted puede morir si se expone a niveles altos de sulfuro de hidrógeno y esto no se verá en una autopsia. Es importante saber esto al determinar la causa de muerte en el lugar de trabajo.

¿Cómo comenzaron a trabajar juntas usted y Kristina?

amy-and-kristina

Pocas semanas después de leer sobre el accidente en Florida, conversé con Kristina al respecto. Ella tiene formación en periodismo. En ese momento le dije que había cientos de libros sobre seguridad allá afuera y que nadie los leía. “Eso es porque son muy aburridos, Amy”, me dijo. Así que conversamos acerca de cómo hacer que un libro fuese más interesante. Finalmente decidimos mencionar accidentes en el texto cada vez que pudiésemos e incluir un análisis en profundidad de los accidentes seleccionados. Así que Kristina investigó accidentes graves y dedicó mucho tiempo a investigarlos, y leyó todo y escribió los capítulos.

¿Qué le interesa acerca del sulfuro de hidrógeno?

Lo que me interesa es la falta de correspondencia que existe entre lo peligroso que es y lo que todos pensamos acerca de este gas. El sulfuro de hidrógeno tiene este ridículo olor a huevo podrido, con el que todos estamos familiarizados y que no tomamos con seriedad. Sin embargo, es tan tóxico como el cianuro. Es un gas extremadamente tóxico, y esto me parece fascinante. De las personas que murieron a causa de gases entre industrias en EE. UU., la causa principal es el envenenamiento por monóxido de carbono. La segunda causa principal es el sulfuro de hidrógeno. El gas metano y las fugas de gas atraen toda la atención, pero es realmente el sulfuro de hidrógeno el que daña a muchos.

¿Qué puede hacer la gente para mantenerse segura?

Probar el aire es lo principal, y tener una máscara que pueda colocarse es igualmente importante. Desde el punto de vista del empleador, la educación es clave así como tener implementado un programa de forma tal que las personas hagan todas las pruebas antes de bajar a una alcantarilla y tener el equipo correcto. Hay muchos equipos para probar el aire en el mercado que son fáciles de usar y no son costosos.

¿A cuántas personas afecta cada año el sulfuro de hidrógeno?

En EE. UU., en promedio dos personas al año mueren como resultado del sulfuro de hidrógeno mientras se encuentran trabajando con aguas residuales. Muchas también sufren lesiones. Por cada muerte, probablemente existen muchas otras personas que se han expuesto a este gas tanto que han necesitado atención médica. Uno de los mitos es que no vas a morir, que estarás perfectamente bien. Eso no es cierto. El sulfuro de hidrógeno puede provocar todo tipo de problemas neurológicos y daño cerebral; puede arruinar vidas y destrozar familias.

¿Encontraremos otras conclusiones interesantes en su libro?

Algo que me sorprendió mucho fue cuando comencé a investigar el SIDA en los sistemas de alcantarillado. Hace un par de años, el SIDA era el tema del momento, y muchos profesionales en materia de seguridad hablaban sobre la exposición al SIDA en las alcantarillas. Resulta que el peligro de contraer SIDA en las alcantarillas es nulo, debido a que el virus no sobrevive bien fuera de una célula. Así que por lo menos este riesgo podemos tacharlo de la lista. Sin embargo, la hepatitis es todavía el gran riesgo, así como el tétano, y los parásitos que se propagan cada vez más en los sistemas de alcantarillado.

¿Cómo se siente ahora que salió el libro?

Espero que hayamos hecho algo útil. Estamos muy contentas por todo el apoyo que hemos recibido de la gerencia de Xylem. También recibimos mucha ayuda del Dr. Per Hedmark, investigador científico de Xylem.

Cuando la editorial buscaba endosos para la contratapa del libro, se dirigieron a Tee Guidotti, uno de los científicos más conocidos que trabaja con el sulfuro de hidrógeno. “Este libro será útil para los profesionales de salud pública y de incalculable valor para los ingenieros civiles que diseñan los sistemas municipales de alcantarillado. Podría salvar una vida”, afirmó. Cuando la editorial me comentó esto, pensé: “guau. Si salvamos una vida, habrá valido la pena”.


Save 20% when you order the book online!
Enter promo code EEN17 at checkout.

Otros libros de la serie: Advances in Water and Wastewater Transport and Treatment.
Editora de la serie: Amy Forsgren

1. Harmful Algae Blooms in Drinking Water: Removal of Cyanobacterial Cells and Toxins, de H.W. Walker

2. Wastewater Treatment: Occurrence and Fate of Polycyclic Aromatic Hydrocarbons (PAHs), editor A.J. Forsgren

3. Membrane Bioreactor Processes: Principles and Applications, de S-H Yoon

4. Advanced Nanomaterials for Wastewater Remediation, editado por R.K. Gautam y M.C. Chattopadhyaya

5. Airborne Occupational Hazards in Sewer Systems, de A. Forsgren y K. Brinck

SUSCRIBIRSE A IMPELLER

Serie de artículos

In Focus: desafíos actuales y futuros de las empresas de servicios públicos

Empezar a leer

Suscríbase a nuestro boletín